Objetivos - KulturSahar. Asociación Vasco-Saharaui de la Evolución Cultural

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Kultursahar

Desde el inicio de esta experiencia, 2 han sido los objetivos estratégicos acordados con el Ministerio de Cultura de la R.A.S.D.:

-La realización progresiva del Catálogo-Inventario del Patrimonio cultural del Tiris; y,
-La aproximación científica al proceso de evolución sociocultural y medioambiental del Sahara Occidental.

 En concordancia con los objetivos planteados, desde 2005, y como primer paso en la dinámica del conocimiento, hemos venido procediendo al inventario sistemático de referencias del pasado cultural a través de la elaboración de ficheros analíticos de los diferentes sujetos abordados.

 Nuestro trabajo prioritario, pues, ha estado orientado hacia la recuperación exhaustiva de los gestos y expresiones del patrimonio: lo que implica identificar, registrar, clasificar, recuperar y consolidar la biodiversidad y la pluralidad de la cultura del pasado, para conocer, salvar y estudiar su significado… Una práctica elemental, de base, que nos posibilita simultáneamente acercarnos en una medida muy relativa al conocimiento de los sucesos históricos y, con ello, proponer una interpretación provisional y limitada de la evolución social y medioambiental del territorio.

 Una labor que hemos focalizado, como primera experiencia en el Sahara Occidental, en la región del Tiris. Así, pues, este territorio ha venido constituyendo en estos años nuestro particular marco de trabajo en el Occidente del Sahara. Una práctica que hemos articulado a través de un proyecto específico en las tierras del Tiris.

 De cara al progreso del conocimiento, esta labor de “documentar para conocer” debía conllevar inexorablemente la de “analizar para comprender y entender”. En consecuencia, a la práctica de búsqueda, control, registro y, en general, de compilación exhaustiva de todos aquellos sujetos relacionados con el patrimonio cultural saharaui y con el pasado de la región del Tiris, añadíamos, con el trascurrir de los años y el progresivo avance del proyecto, la observancia en el tratamiento y estudio de esas informaciones para avanzar en la comprensión de los sucesos. Y, en este sentido, dos son los sujetos que en estos últimos años van a adquirir una relevancia especial en nuestro trabajo: el arte rupestre y la cultura tradicional nómada. Unos temas deliberadamente elegidos por su significación patrimonial y por su proyección científica y social.

 De hecho, se han comenzado ya a dar los primeros pasos en la conjunción de esos propósitos: trabajando en variados aspectos de las representaciones artísticas rupestres; avanzando en la transcripción de las entrevistas etno-antropológicas que realizamos, e incentivando el análisis de las fuentes etnohistóricas del Occidente sahariano; y, todo ello, junto a la ejecución de los regulares programas de control, registro y recuperación de bienes patrimoniales sobre el terreno. Una tarea en la que deberán invertirse un buen número de años…

 Con la labor que estamos llevando a cabo en el Tiris, estamos consiguiendo contribuir a la defensa internacional del Sahara Occidental desde la recuperación, el tratamiento y la valoración científica del patrimonio cultural del pasado. Un proceso en el que la conducta científica –es decir, el rigor y el cuidado en el control sistemático de los elementos y referencias, el contraste y la cautela en el análisis, la interpretación contextual de las informaciones, y, en general, la aproximación a la objetividad como exigencia deseable– ha constituido el código ético del investigador.

 
 Y fruto de este esfuerzo nace un nuevo objetivo de calado a medio plazo: la apuesta por la definición internacional del Tiris como espacio cultural singular del Occidente del Sahara, merced a la valoración cualitativa y cuantitativa de todos los gestos culturales y medioambientales que venimos registrando e interpretando, y a la tradición histórica que atesora esta particular región del Oeste saharariano en el ámbito de la cultura nómada beduina.

 De cara a este propósito, necesitamos aún un margen de tiempo suficientemente elástico para avanzar significativamente en el proceso de compilación de los gestos patrimoniales, de evaluación de sus contenidos, y de exposición y transmisión de sus enseñanzas. Expresiones y actitudes, todas ellas, que harán más sólida la pretensión de entender internacionalmente al Tiris como un espacio cultural privilegiado.


















Regreso al contenido | Regreso al menu principal